Specialists in oral translation services

Monday, May 25, 2020

Mi pasión griega

Por Alicia de la Calle, miembro de AIM


(Reflexiones de una aibera consorte)

Mi pasión por la lengua griega empezó a finales de los años 80, cuando huyendo de la “grisaille” bruselense, me embarqué para trabajar durante seis meses en un navío de cruceros griego. Allí (aunque el idioma de comunicación era el inglés) aprendí de oído los rudimentos de ese idioma maravilloso.

De poco me sirvieron mis cuatro años de estudio (dos en el Bachiller y dos en la Universidad) de griego clásico, pues éste se parece al griego moderno más o menos como el latín al italiano, pero al menos el alfabeto ya lo conocía.

Después de ese período, y por circunstancias de la vida, lo dejé durante muchos años, pero en cuanto pude lo retomé con la misma pasión de antes.

¿Como no enamorarse de una lengua y de un país que llama a los portes, transportes, traslados Μεταφορές (metaforés)? Pues ¿qué es una metáfora sino un traslado de significado? Y a la guerra Πόλεμος (pólemos) (nosotros lo hemos heredado en la palabra "polémico", claro), o a la paz Ειρίνη (Irini), de donde proceden los nombres Irene e Irina y que en Roma se transformó en Pax.

Los perros callejeros en Grecia son Αδέσποτα (adéspota), es decir, el que no tiene dueño, que no tiene un déspota que le mande (el significado original de déspota era señor, dueño etc...)

Y sigo con mis palabras favoritas: "privado" o sea, un colegio privado o una zona privada, por ejemplo, se dice ιδιωτικό/ή (idiotikó/í) porque en la Grecia clásica los ιδιώτης (o sea idiotas) eran los ciudadanos que no participaban en la res publica, en el ágora, que era donde se debatían y decidían todos los asuntos públicos. No participar teniendo derecho (que por supuesto solo tenían los ciudadanos atenienses varones) era una anomalía incomprensible, o sea, claramente una idiotez.

No penséis que todas las palabras en griego tienen alguna relación con nuestros idiomas latinos, el griego es endemoniado tanto desde el punto de vista gramatical como léxico. Así a ojo de buen cubero, el 80% de las palabras son un trabalenguas larguísimo lleno de íes (en griego el sonido i se puede escribir de ¡cinco! maneras distintas ( ι- η- υ- ει- οι).

Las palabras más corrientes son kilométricas, por ejemplo, “usar” se dice χρησιμοποιώ (jrisimopió), grandes almacenes πολυκαταστήματα (polikatastímata), o socializar κοινωνικοποιώ (kinonikopió)... podría seguir, pero creo que “I made my point”...

Pero tampoco las palabras cortas son un paseíto por el campo, por ejemplo χώρος (jóros) significa lugar, sitio; χωριό (jorió) pueblo, χώρα (jóra) país; pero también jóra es el pueblo principal en una isla (igual que país), mientras que χορός (jóros) quiere decir baile... y no entro en las declinaciones derivadas de todos esos jóros ni en los verbos con la misma raíz.

Sin embargo hay palabras preciosas y evocadoras, casi onomatopéyicas, como πάπλομα πουπουλένιο (páploma pupulénio) edredón de plumas, λουλούδια (lulúdia) flores, κουνούπι (kunúpi) mosquito... otras muy curiosas como μαγιά (magiá) levadura, εξωτερικό (exotericó) el extranjero, o (y ésta es de verdad curiosa) αρσενικό (arsenicó), que significa el género masculino (puro ársenico, 😉😉).

Luego tenemos expresiones al mas puro estilo surrealista, por ejemplo, una que me hace mucha gracia: si estás pasando un periodo difícil, en el que todo parece irte mal, a la pregunta de ¿cómo estás? puedes contestar: είμαι να με κλαίνε οι ρέγγες! Literalmente: ¡estoy que me lloran los arenques!

Pasando ahora a la geografía (o sea la "escritura de la tierra"), ¿no es emocionante atravesar por ejemplo Η Αρκαδία (La Arcadia) o Το Όρος Όλυμπος (To Óros Ólimpos, el Monte Olimpo), o ir al norte – βορράς (Vóreas) como la Aurora Boreal, o al Este - Ανατολή (Anatolí), como la Región de Anatolia (que hoy es turca, pero que fue griega durante mucho tiempo y evidentemente estaba al este de la Grecia peninsular)?

Podría seguir durante páginas y páginas, podría contaros de donde vienen la expresiones la manzana de la discordia, la caja de Pandora, el talón de Aquiles, la tela de Penélope, los trabajos de Hércules, los suplicios de Tántalo... pero para no aburriros lo dejaremos para otra ocasión.

Acabo con el consejo del Primer Ministro griego para estos tiempos de pandemia: “Κράταμε αποστάσεις” (Crátame apostásis). No nos está animando a apostatar de nuestra religión,  😉😉, sino a mantener la distancia, pues el apóstata era el que se apartaba, el que se alejaba de la doctrina verdadera...

Os animo encarecidamente a iniciaros en esta apasionante cultura, que os atrapará como un canto de sirenas.
🧜🏻‍♀️🧜🏻‍♀️🧜🏻‍♀️🧜🏻‍♀️🧜🏻‍♀️🧜🏻‍♀️🧜🏻‍♀️

2 comments:

Anonymous said...

¡Me encanta! ¡Muchas gracias! Deseando que haya continuación :)
Pilar

Aquiles said...

Brava! Me encantó. Es cierto que es un idioma magnifico.
Aquiles